El selectivo español no pudo con los 8500 puntos y, con una pérdida del 0.4%, cerró en los 8498 enteros. Números rojos que tuvieron a Endesa e Inditex como protagonistas – esta última después de publicar un beneficio de 2634 millones de euros en su ejercicio fiscal – el día en que la prima de riesgo subió hasta los 331 puntos básicos con un euro que descendió frente al dólar, en las 1.2958 unidades. 


El Ibex35 despidió la sesión con caídas del 0.4% que le llevaron hasta los 8.498 puntos. Lo hizo al calor de unos índices europeos que cotizaron también a la baja y con la apertura de Wall Street ligeramente en negativo, a pesar del buen dato de ventas minoristas. Los expertos, sin embargo no reconocen signos de preocupación pues “no hay nada que indique que la corrección por debajo de los 8000 puntos vaya a producirse. De hecho, la fase impulsiva ha comentado y lo normal es que veamos en las próximas semanas una superación de los máximos anteriores”, explica José Luis García, CEO de Enbolsa.net. Sólo preocupará la tendencia del selectivo si pierde los 8000 puntos porque “se pondría en jaque la actual tendencia alcista”.

Entre los valores protagonistas de la jornada, Inditex. Antes de la apertura la textil gallega publicó un beneficio de 2634 millones de euros en 2012 con un incremento del 22% en su dividendo. Eso sí, a pesar de que fueron buenas cifras, lo cierto es que el valor ha permanecido gran parte de la sesión liderando los números rojos. Finalmente, cerró con una penalización del 2.5% que le llevó hasta los 105.65 euros. Una corrección que no es preocupante pues simplemente “podría ser un respiro para consolidar los niveles actuales”, reconoce Juan Luis García Alejo, director de análisis de Inversis Banco.

Fueron más acusadas las caídas experimentadas por Endesa que, al ritmo del 3.9%, marcó en los 18.12 euros su último precio. A pocos pasos, Banco Sabadell, Popular y Bankinter contabilizaron números rojos de más de dos puntos porcentuales, con lo que mañana comenzarán a cotizar desde los 1.70 euros, 0.6760 euros y los 4.50 euros, respectivamente.

Santander fue de los grandes que cotizó con mayores números rojos. De hecho, se dejó más del 0.7% y marcó en los 5.8210 euros su precio de cierre. BBVA descontó un 0.05% y marcó en los 7.60 euros su precio final. Telefónica cerró con ligeras subidas del 0.14% que le devolvieron los 11.06 euros. 

Subidas que quedaron lejos de las experimentadas por Mapfre al cierre. Subió un 3.2%, con lo que mañana comenzará a cotizar desde los 2.66 euros. BME logró una revalorización de más de dos puntos porcentuales - hasta los 19.87 euros - mientras Enagás y REE elevó en más del 1.5%, hasta los 18.74 euros y los 41.98 euros, respectivamente.