El IBEX-35 cae con fuerza después de que la agencia Fitch rebajara la calificación de deuda de Portugal, lo que golpea a los dos grandes bancos españoles, que lastran al selectivo español respecto a Europa. A las 1212 GMT, el índice madrileño pierde un 1,5%, hasta 10.831,40 puntos. "Creemos que el mercado está sobredescontando una exposición que no es tal. Se cree que los principales tenedores de deuda pública en España son los bancos y al final la bajada del rating les puede afectar", señala Javier Sánchez del Val, de Ibersecurities.