El selectivo español ha logrado mantenerse en positivo en una sesión muy marcada por el cierre de Wall Street, que celebra el día de Martin Luther King, y por la subida del euro.

El Ibex 35 ha cerrado en 10.467 puntos, al apuntarse una revalorización del 0,05%. Acciona y Siemens Gamesa, con subidas del 3,36% y del 2,57%, han sido las compañías que mejor lo han hecho durante la sesión. Por el contrario, IAG y DIA, han terminado con un descenso del 2,57% y del 1,79%. Entre las grandes, BBVA ha subido un 0,44% y Telefónica se ha apuntado un 0,63%. Santander ha caído un 0,30% afectada por la quiebra de la constructora británica Carrillion.

El grupo ha anunciado su entrada en “liquidación forzosa con efectos inmediatos” tras el fracaso con sus acreedores este fin de semana. Uno de estos acreedores es el banco que preside Ana Patricia Botín.

También ha sido noticia Saeta Yield tras confirmar  que ha recibido el acercamiento del fondo Brookfield. La participada por ACS ha dado acceso para poder formular una oferta, aunque por el momento sólo se ha producido el interés.

Durante el día Telefónica ha puesto en el mercado una emisión de bonos a 9 años valorada en 1.000 millones de euros. La demanda de estos títulos ha sido de 1.300 millones. El precio establecido es de 58 puntos básicos sobre midswaps. 

Por último, el consejero delegado de Nh Hotel ha afirmado que la hotelera ha sufrido un impacto de dos millones de euros en su Ebitda por las tensiones generadas por la situación catalana.

Fuera de España, el fabricante chino de teléfonos móviles, Xiaomí, ha anunciado la selección de varios bancos de inversión para estudiar una salida a bolsa. La compañía podría llegar a valer, según algunas fuentes del mercado, hasta 100.000 millones de dólares.

En el mercado de divisas, el euro ha tocado máximos de tres años al superar la cota de 1,23 ante el optimismo que genera la posibilidad de que finalmente pueda alcanzarse un acuerdo de gobierno en Alemania. También ha empujado a la divisa europea, las perspectivas de un acelerón en las políticas de normalización monetaria del BCE ante el mayor crecimiento del previsto en Europa. Mañana se conocerá el dato de inflación en la eurozona, que se espera que quede en 1,4%.

La caída del dólar está animando el precio de las materias primas. El oro cotiza en 1.332 dólares la onza y el Brent se acerca a la cota de 70 dólares el barril.