El selectivo español comienza la sesión con una caída que le lleva hasta el nivel de los 9.600 puntos, con solo uno de los 35 valores en positivo: Acerinox, beneficiado por la decisión de Trump de poner aranceles al acero y alumino. Precisamente esta decisión provocó los descensos en Wall Street de la jornada de ayer, que hoy pesan sobre las bolsas europeas, que abren la jornada con caídas en torno al 1%.

Apertura con caídas de las principales bolsas europeas, después que Wall Street enlazase en la sesión de ayer su tercer cierre consecutivo a la baja. Los mercados de valores europeos y estadounidenses mantuvieron ayer la negativa tónica de los últimos días, cerrando sus principales índices con importantes descensos. “Ayer “la excusa” fue el anuncio/confirmación por parte del presidente de EEUU, Donald Trump, de que impondrá tarifas a las importaciones de aluminio y acero, importaciones que en conjunto no superan el 2% del total que realiza el país anualmente”, explican desde Link Securities.

Ramón Morell, de ETX Capital, subraya que “el omnipotente Trump volvió a entrar en la cacharrería rompiéndolo todo a su paso al tomar la decisión de imponer aranceles al acero (25%) y al aluminio (10%) para proteger a la industria estadounidense”. En su opinión, este asunto es interesante porque "en una sociedad tan interconectada como es la que tenemos hoy, las barreras a la importación de estos metales pueden favorecer a los productores locales y al empleo del sector en EEUU, pero las empresas que los necesitan para sus procesos tendrán mayores costes (es más costoso producir acero en EEUU que en el exterior) y además, la producción local no cubre la demanda) que repercutirán en los consumidores finales. Y la reciprocidad de los otros países, claro”.

Al mismo tiempo, el mercado estadounidense intentaba digerir nuevas informaciones de la Reserva Federal, cuyo presidente, Jerome Powell, comparecía ayer ante el Comité Financiero del Senado tras hacerlo el martes en la Cámara de Representantes, donde dejó la puerta abierta a una cuarta subida de los tipos de interés este año. Los mercados recibieron con subidas a Powell, a diferencia del otro día, cuando enfatizó que la economía no está recalentándose y afirmó que el banco central no ve "pruebas fuertes" de que los salarios vayan a subir de forma "decisiva" ni de que su inflación "esté en un punto de aceleración".

Sin embargo, tras el anuncio de Trump, Wall Street cerró con fuertes pérdidas y el Dow Jones bajó un 1,68%, el S&P 500 restó un 1,3% y el Nasdaq, un 1,2%.

Hoy las bolsas europeas caen en la apertura. Fráncfort baja un 1,12%, París, un 1,09%; Londres, un 0,47% y Milán, un 1,05%. El Euro Stoxx retrocede un 0,69%.

Los expertos de Link Securities destacan que las bolsas, tras una fuerte corrección como la experimentada a comienzos de febrero, suele quedar “tocadas” por algún tiempo. De hecho, únicamente los principales índices estadounidenses habían sido capaces de recuperar gran parte del terreno perdido en la misma, mientras que los europeos se habían mostrado incapaces, con temas como la fortaleza del euro y, en el ámbito político, las dudas de si tras las elecciones generales italianas y la votación de los militantes del SPD para aprobar la reedición de la “Gran Coalición” dos de las mayores economías de la Zona Euro van o no a poder formar gobierno, pesando en el ánimo de muchos inversores.

“Hasta que estos temas no se resuelvan, y lo hagan de forma satisfactoria, la renta variable de la región, a pesar de las atractivas valoraciones de muchas compañías y de un entorno macro muy positivo, no retomará la senda alcista”, advierten.

En el inicio de la sesión el euro retrocede frente al dólar y se intercambia a 1,225 billetes verdes.

Aunque la principal referencia de las mismas serán los futuros de los índices estadounidenses que, de mostrar síntomas de estabilidad, podrían calmar los ánimos en los mercados europeos; en la agenda del día, lo más relevante serán las declaraciones de Theresa May, primera ministra del Reino Unidoy de Carney, gobernador del Banco de Inglaterra; además se publicará el índice de precios de producción de la UE.

En España se ha conocido que el número de parados registrados en las oficinas de los servicios públicos de empleo bajó en febrero en 6.280 desempleados respecto al mes anterior (-0,18%), impulsado principalmente por el sector servicios, según los datos publicados hoy por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social. El volumen total de parados alcanzó a finales de febrero la cifra de 3.470.248 desempleados, su nivel más bajo de los últimos nueve años.

El Ibex 35 abre la sesión con un descenso del 0,66%; hasta los 9.673,10 puntos en plena resaca de resultados empresariales.

Las empresas que conforman el Ibex 35 registraron un beneficio neto de 40.238,98 millones de euros en el ejercicio 2017, lo que supone un crecimiento del 17% respecto a un año antes, sin tener en cuenta a Inditex y Siemens Gamesa, cuyos ejercicios fiscales son diferentes.

En cuanto a las recomendaciones de los analistas, Barclays ha recortado el precio objetivo de Atresmedia, hasta los 8,75 euros, desde los 9,10 euros anteriores, mientras que HSBC ha revisado a la baja el deMediaset, en 50 céntimos por acción, hasta los 10,5 euros, con una recomendación de mantener.

Por otro lado, RBC ha recortado el precio de Banco Sabadell, hasta los 1,80 euros por acción, desde los 1,90 euros por título de su estimación anterior.

Por último, los expertos de Berenberg han bajado el precio objetivo deViscofan hasta los 57,50 euros, dos euros menos que en su anterior previsión.

Así, en la apertura de la sesión solo sube Acerinox, beneficiada por la decisión de EEUU imponer aranceles al acero y al aluminio.

Por el contrario, el mayor descenso es el de Arcelormittal, que cae un 1,61%, seguido de IAG, que se deja un 1,53% y el de Siemens Gamesa, que baja un 1,32%.

En el Mercado Continuo, la mayor subida es la de GAM, que se revaloriza un 2,94%, mientras que el mayor descenso es el de Duro Felguera, que retrocede un 5,33%.