El Ibex cierra la jornada con una subida del 0,66% hasta los 11.911 puntos impulsado por la buena apertura de los indicadores americanos, la estabilidad de los tipos de interés, así como los buenos resultados empresariales que han apoyado a un mercado alcista al cierre de la sesión.
El Ibex cierra la jornada con una subida del 0,66% hasta los 11.911 puntos impulsado por la buena apertura de los indicadores americanos, la estabilidad de los tipos de interés, así como los buenos resultados empresariales que han apoyado a un mercado alcista al cierre de la sesión.