Las Bolsas europeas se encaminan a cerrar un nuevo lunes negro debido a la desalentadora situación de la economía mundial. No ayuda, desde luego, el nuevo golpe asestado por las agencias de calificación contra la banca británica que lleva a las pérdidas en el sector dentro de todo el continente europeo. Los bajistas se aventuran a falta de una hora para el cierre a la conquista de los 8.000 puntos con la prima de riesgo disparada y rozando los 330 puntos básicos.

El Ibex 35 ha perdido ya la cota de los 8.100 enteros con una caída que ronda el 4,40%. La banca está llevando a nuestro selectivo al borde del abismo en línea con buena parte de los analistas que aventuran un desplome que podría alcanzar hasta los 7.250 puntos. BBVA registra a esta hora pérdidas que rondan el 6%, en los 5,68 euros; mientras que su homólogo en el parqué madrileño, el Banco Santander, no se queda atrás y cede un 5,79% hasta colocar sus títulos en los 5,77 euros.

Las constructoras son las grandes perdedoras en este lunes teñido de rojo. Sacyr Vallehermoso encabeza las pérdidas con un recorte superior al 7,4%, pérdidas que quizás se explican por el otro asunto abierto en este primer día de la semana en la Bolsa de Madrid como ha sido la petición ante la CNMVpor parte del presidente de Repsol YPF, Antonio Brufao, de una revisión del acuerdo firmado entre la petrolera Pemex y la propia Sacyr Vallehermoso. Repsol YPF, por su parte, recorta otro 5,20%. OHL, segunda por la cola, cede otro 6,55%, cuyos títulos se venden a esta hora en los 17,84 euros.

Wall Street hubiera podido ser la salvación, pero la celebración del Día del Trabajador le ha salvado quizás de las pérdidas. Dentro de Europa, el mercado germano mantiene la tónica habitual de las últimas semanas donde, en día de pérdidas, sale especialmente perjudicado. El Dax alemán registra las mayores pérdidas dentro del viejo continente, hasta un 5,52% abajo, en los 5.230 puntos; en línea también con el Eurostoxx 50 que cede un 5,36% y se coloca a punto de perder los 2.100 enteros. El Cac francés se deja otro 5,05%, en los 2.989 puntos, mientras que la Bolsa londinense hace lo propio un 3,60% abajo.

Día, por tanto, demasiado complicada para empezar un nuevo trimestre económico en septiembre. La prima de riesgo ha vuelto a salir disparada por encima de los 326 puntos básicos y el par euro/dólar se cambia en el 1,40.