No hay datos que inciten al optimismo a nuestra renta variable y de ahí que Europa ceda en la preapertura más allá del punto porcentual. El selectivo español se deja en la apertura un 1,35%, aún por encima de los 8.600 puntos. La falta de concreción en la reunión Merkel-Sarkozy de ayer unida a la falta de datos macroeconómicos en Europa ha hecho que el mercado sigue en su escalada a la baja. El par euro/dólar muestra, de nuevo, su fortaleza y abre en el 1,44.
 
La banca lidera las pérdidas dentro del Eurostoxx 50 al igual que en el selectivo nacional donde Bankinter es el farolillo rojo en los primeros compases de la sesión con una caída del 2,64%, en los 4,05 euros. Viene seguido de banca nacional como el Banco Popular que se deja un 2,51% y Caixabank, otro 2,30% abajo. Los dos gigantes de nuestro Ibex 35, el Banco Santander y BBVA cotizan ahora con sendas caídas del 1,83% y 1,39%, respectivamente, y se mantienen en el entorno de los 6,40 euros.

Gamesa que ayer destacaba en el lado verde del selectivo, se encuentra hoy entre los valores que más ceden con una caída del 2,19% y coloca sus títulos en los 4,11 euros. (Análisis técnico de Gamesa)

Transcurridos los primeros minutos de negociación, el Ibex 35 cede alrededor del punto y medio porcentual coqueteando con la cota de los 8.600 puntos ante la falta de estímulos procedentes de la economía europea.

Mientras tanto en Europa, ya lo anticipaban los futuros, el Eurostoxx 50 ha abierto con un recorte del 0,77% y aguanta muy justo los 2.300 puntos. La Bolsa de Londres abre también en rojo con una caída del 1,15%, el Cac francés, en línea con sus homólogos europeos, abre a la baja un 1,19%, hasta los 3.214 puntos, mientras que el Dax germano se deja otro 0,77% en su apertura.

La prima de riesgo sigue negándose a bajarse de la cota de los 270 puntos y ha abierto en los 271 puntos básicos, luego no hay respiro para la deuda española. El par euro/dólar, por su parte, junto al crudo Brent han abierto a la baja. El barril de referencia en Europa se vende en el mercado de futuros londinense ligeramente por encima de los 110 dólares, mientras que el euro, aún fuerte frente a la moneda americana, se coloca en el 1,44.