La debilidad de la economía estadounidense y del dólar provocaron hoy la caída de las plazas europeas y causaron un descenso del 1,36% al mercado español. El índice de referencia de la bolsa española, el Ibex-35, cayó 188,70 puntos, el 1,36%, y acabó en 13.660,60 puntos, con lo que en la segunda semana consecutiva a la baja ha perdido el 3,03% -la peor semana desde mediados de julio pasado.
La debilidad de la economía estadounidense y del dólar provocaron hoy la caída de las plazas europeas y causaron un descenso del 1,36% al mercado español. El índice de referencia de la bolsa española, el Ibex-35, cayó 188,70 puntos, el 1,36%, y acabó en 13.660,60 puntos, con lo que en la segunda semana consecutiva a la baja ha perdido el 3,03% -la peor semana desde mediados de julio pasado-. Por su parte, el índice general de la Bolsa de Madrid cedió el 1,24% -pierde el 2,6% en la semana-, mientras que el tecnológico Ibex Nuevo Mercado cayó el 1,03% -sube en la semana el 0,56%-. En Europa, con el euro a 1,332 dólares, París bajó el 1,38%; Fráncfort, el 1,08%; Milán, el 0,8% y Londres, el 0,45%. Las ganancias presidieron la mayor parte de la sesión gracias a la leve subida del mercado neoyorquino en la jornada anterior y al descenso del precio del petróleo, que se cambió a menos de 64 dólares durante la mayor parte de la mañana. La bolsa conseguía subir cerca del 1% y recuperar así el nivel de 13.900 puntos, sobre el que se situaba hasta poco después del mediodía, ayudado también por el descenso de la tasa de paro de la zona euro, que en octubre bajaba una décima y se situaba en el 7,7%. Mientras aguardaba a la apertura de Wall Street, el mercado reducía sus ganancias, descansaba sobre los niveles de cierre de la víspera y se producía el estreno bursátil de la compañía aérea Vueling, que iniciaba su andadura con una subida del 14%. La escasa fuerza del mercado neoyorquino en la apertura y la publicación de varias estadísticas que hablan del peligro de recesión en los Estados Unidos de América (EEUU), trajeron las pérdidas.