Llegó el supervisor bancario europeo para que este jueves se haya convertido en una jornada más protagonizada por la banca. Son las entidades las que tiran precisamente del selectivo nacional que ha logrado mantener los 8.000 puntos con una subida del 0,38% a cierre de sesión. Las constructoras encabezan las ganancias en un jueves tímido para la banca y en el que BBVA ha sufrido la venta repentina de 50.000 acciones a falta de media hora para echar el cierre. El euro, con macroinyección de liquidez incluída, aguanta el nivel del 1,30 en su cambio frente al dólar. 

La recta final de año sobre la mesa y nos la queríamos perder. ¿Quién necesita un rally bancario cuando tenemos políticos que se encargan de dar salsa a las bolsas? Arrancamos la crónica por la principal bolsa del mundo. Wall Street se ha girado a la baja, con périddas moderadas eso sí y con el S&P 500 aún por encima de los 1.420 puntos, tras las controvertidas palabras del presidente de la Cámara de Representantes, el republicano John Boehner, por segundo día consecutivo. En opinión de Boehner "la Casa Blanca parece estar dispuesta a ir al precipicio fiscal" y afirma que la "actitud" del presidente, Barack Obama, "no es seria". Todo después de que al parecer las últimas medidas adoptadas por la FED sobre una nueva macroinyección de liquidez "hayan dejado de ser creíbles para las bolsas", según Eduardo Bolinches, director de Bolsacash. 

Con este panorama no es de extrañar que en Europa, muy dada a ello, haya vuelto al pánico. En el viejo continente la cuestión del día es otra: la aprobación de un supervisor bancario único europeo, "un paso muy importante", para Mario Draghi, presidente del Banco Central Europeo, y una gran victoria para Alemania que ha conseguido rescatar a sus cajas del control de Bruselas dado que sólo que supervisarán aquellas entidades con un volumen de activos superior a los 30.000 millones de euros, lo que incluye al "80% del mercado español", según Victoria Torre, responsable de Análisis y Producto de Selfbank. 

A ello se suman las súplicas de la canciller Merkel rogando al primer ministro italiano, Mario Monti, que se presente a la reelección. Nadie quiere verse las caras, al parecer, con Il Cavalieri, Silvio Berlusconi, cuyo anuncio de regreso repuntó a unas primas de riesgo que este jueves se contienen hasta los 405 puntos básicos en el caso de la española; y en los 331 pb si miramos al país transalpino. 

Europa corrige, por tanto, arrastrada por Wall Street. El Eurostoxx 50 cede ligeramente aunque mantiene los 2.600 puntos, pero las cosas pintan bastante bien para el selectivo a tenor del consenso de analistas recogido por Reuters. "Las acciones europeas avanzarían en el 2013 en la que muchos de ellos esperan que el contexto económico mejore al ceder la crisis de deuda de la región". Así, el Eurostoxx 50 "subiría un 10 por ciento respecto al cierre del miércoles y cerraría el 2013 en 2.883,5 puntos, según un sondeo de la semana pasada entre casi 50 agentes del mercado", afirman. 

El Dax Xetra germano cierra a la baja un 0,43% hasta los 7.581 puntos, mientras que el Cac 40 parisino pierde otro ligero 0,28%, en 3.636 puntos. 


Ibex 35: 8.000 sí, 8.000 no
Es una situación no apta para cardíacos, ni tan siquiera para los más optimistas. El selectivo nacional cierra la sesión por encima de la resistencia de los 8.000 enteros, pero lo hace sin fuerza y a rebufo del sector bancario que dado su peso encumbra al Ibex 35. Sube este jueves un 0,38% hasta los 8.017 puntos. 

A la cabeza del selectivo se colocan las constructoras.Sacyr Vallehermoso rebota un 5,34% hasta los 1,40 euros por acción, Acciona suma otro 3,78%, mientras que OHL y Ferrovial cierran con ganancias superiores a los dos puntos porcentuales. 

Telefónica ha anunciado que ha completado la venta de Atento por un precio final de 1.050 millones de euros, incluyendo un pago contingente diferido por 110 millones. Además, la compañía destaca que la transacción permite una reducción en su apalancamiento de 812 millones  y una plusvalía de 61 millones de euros. Hoy la compañía de telecomunicaciones cierra al alza un 0,69% hasta los 10,12 euros por acción. Salvados por la mínima. 

Pero la protagonista una vez más de la jornada es la banca después de conocer la letra pequeña de la constitución en nuestro país de la SAREB. El Banco Sabadell es el que más sube, lo hace un 1,36%, seguido de Caixabank, al alza otro 0,79%, para dar ya paso a los grandes. 

BBVA sube un 0,82% hasta los 6,75 euros por acción. La entidad de Francisco Gonzalez ha sufrido hoy, por cierto, pasadas las cinco de la tarde la venta repentida de 50.000 acciones. El Banco Santander rebota otro 0,68% hasta los 5,9 euros. 

Bankia, sin embargo, el gran problema del nuevo 'banco malo' opta por los rescortes, esta vez moderados, del 1,27% hasta los 0,7 euros justos por título de la entidad. Sólo por delante se coloca Endesa, que cede un 1,31%, mientras que Día se deja otro 1,01% y el Banco Popular otro 0,88%. La entidad de Ángel Ronha confirmado la venta de una cartera de créditos al consumo fallidos por valor de 1.143 millones de euros que permitirá a la entidad anotarse plusvalías al estar plenamente provisionada. Los compradores son el grupo noruego Lindorff y la firma de capital riesgo AnaCap. Según una fuente próxima al acuerdo, la plusvalía para Popular podría rondar los 30 millones de euros.