El Ibex 35 se ha resentido de la rebaja en la perspectiva de la agencia de calificación Moody´s, lo que no ha conseguido que el selectivo español haya perdido los 10.000 puntos. En concreto el selectivo se ha quedado en los 10.009 puntos tras un recorte del 1,5%. En cuanto al mercado de materias primas el barril de referencia en Europa el brent se sitúa en el entorno de los 90 dólares mientras que el euro cotiza en los 1,33 dólares.
Esta historia no es nueva. Otra vez la banca, su exposición al sector inmobiliario y sus necesidades de refinanciación son razones que la agencia de calificación Moody´s ha argumentado para dar otra bofetada al selectivo español; aún así, y a pesar de perder la cota de los 10.000 en algunos momentos de la sesión, el Ibex ha aguantado esta vez el envite de las dudas y ha mantenido esa cota psicológica.
 
Como no podía ser de otra manera los grandes bancos han sido los más castigados por la noticia. Las entidades financieras se han encargado de lastrar al selectivo español con pérdidas de hasta el 2,64% en el caso del Banco Santander y hasta 1,98% en el caso de BBVA.
 
Pero no son los únicos, la banca mediana también se ha teñido de rojo, Bankinter ha recortado más del 2%, mientras que Banco Popular y Banco Sabadell se han dejado en el entorno del 1,7%.
 
Sin embargo las principales caídas han sido para Inditex que a pesar de presentar unos buenos resultados, su cotización ha caído hasta un 5,54%. En lo que va de año la textil ha sumado hasta un 44%.
 
Tampoco ha sido bueno el día para OHL que se ha dejado hasta un 2,71%.
 
Acerinox e Indra se encuentran entre las excepciones alcistas de la jornada al sumar un 3,38% y un 3,07%.
 
Dentro del mercado continuo las alzas más importantes han sido para SOS Corporación, Amper y Solaria, mientras que el lado negativo lo han protagonizado Montebalito, Reyal Urbis e Quabit.