De nuevo el fuerte repunte de la rentabilidad de los bonos soberanos vuelve a marcar el devenir de los mercados europeos. Tanto es así, que sólo el Ibex 35 se mantiene en positivo a media sesión, eso sí, con una subida casi imperceptible que mantiene al selectivo español por debajo del nivel psicológico de 9.900 puntos.

El Ibex 35 había logrado tocar esa zona durante la apertura, para perderlo poco después y situarse en 9.893 puntos, tras avanzar un 0,10% . Y eso que la mayor parte de las compañías del índice está en positivo. El resto de índices del viejo continente están en negativo. El CAC cede un 0,18%, el DAX se deja un 0,26%, el índice italiano cae un 0,06% y el FTSE se retrae un 0,06%. El Euro Stoxx 50 cae un 0,09%.

Ibex 35

Los inversores siguen muy pendientes de la evolución de la rentabilidad de los bonos soberanos europeos y estadounidenses. El treasury a 10 años se encuentra ya al borde del 3%, un nivel que para muchos expertos puede ser un catalizador negativo tanto para la economía como para las bolsas. En Europa el bono alemán cotiza ya con un retorno del 0,63% y el español está en 1,3%.

Bonos media sesión

Mapfre es la empresa que más sube. En estos momentos sus acciones repuntan un 1,7%, aunque en algunos momentos ha logrado a rozar alzas del 2% tras una buena recomendación de JPMorgan, que ha mejorado su consejo sobre el valor hasta sobreponderar y ha elevado el precio objetivo de la aseguradora hasta 3,30 euros por acción.

Por el contrario, Siemens Gamesa y Viscofán encabezan las caídas, con descensos del 1,39% y del 1,08%, respectivamente. En cuanto al fabricante de aerogeneradores, Sergio Ávila, analista de IG apunta que “la compañía ratificó el sábado su apuesta por el país Vasco ante la prensa extranjera. Las acciones perdían el soporte de los 13,52 euros y podría poner destino hacia otro soporte en 13,42 euros por acción”.

Entre las grandes del Ibex, Banco Santander sube un 0,04%, BBVA cede un 0,23% y Telefónica se deja un 0,33%. Tampoco lo hace bien Iberdrola, que cae casi un 0,6% ante la noticia de que ha elevado su apuesta por Electropaulo para responder a la OPA de Enel.

Desde un punto de vista macroecónomico los datos de PMI de la eurozona se mantuvieron en abril tras debilitarse en los meses anteriores. El dato se mantuvo sin cambios en 55,2, mejor que las previsiones. Eso sí, el dato muestra una mejora en las cifras del sector servicios y un empeoramiento de la actividad manufacturera hasta mínimos de más de un año.

En este contexto el EURUSD se debilita hasta 1,227 unidades y el barril de Brent sigue por debajo de 74 dólares el barril, aunque cerca de esa cota. Alfonso Centeno, analista independiente, señala que el escenario más probable para el euro es que "continúen los recortes, sin descartar una aceleración en la corrección, y se dirija hacia la zona 1,22 y parte inferior del rango, y por debajo el siguiente objetivo correctivo en los 1,2075. Como estrategia habría que vender los más cerca de los 1.23, con stop en 1.2350 y objetivo en los  1.21", explica Centeno.