El grupo automovilístico Mercedes Car Group, filial alemana del consorcio DaimlerChrysler, redujo sus ventas mundiales entre enero y julio hasta 721.400 vehículos, un 1,1% menos que en ese periodo de 2006. DaimlerChrysler informó hoy de que las ventas de la marca Mercedes-Benz subieron en los siete primeros meses del año un 1,7%, hasta un récord para ese periodo de 669.500 unidades, mientras que las entregas de la marca de automóviles pequeños Smart retrocedieron un 27,5%, hasta 51.900 unidades.