El Ministerio de Trabajo e Inmigración ha aprobado la orden que regula la Contratación Colectiva en Origen de trabajadores extranjeros de régimen no comunitario en España para el año 2010, que contempla únicamente la realización de 168 contratos, un 80% menos respecto a lo aprobado en 2009 (901 empleos), según publica hoy el Boletín Oficial del Estado (BOE). La cifra de 168 puestos de trabajo de carácter estable, que puede ser objeto de modificaciones dependiendo de la evolución anual de las necesidades del mercado de trabajo, viene a reflejar, según Trabajo, que la prioridad del Gobierno en materia de empleo se centra en la recolocación interna y tan solo se incluyen aquellas ocupaciones demandadas ante la falta de candidatos en el marcado laboral español. También se constata la tendencia hacia una mayor cualificación en los puestos demandados por los empleadores.