El gasto en prestaciones por desempleo ascendió a 2.610 millones de euros febrero lo que supone un aumento del 71,1 por ciento respecto al mismo mes de 2008 y un 4,3 por ciento más que en enero, según el Ministerio de Trabajo e Inmigración. A final de febrero había 2.562.568 beneficiaros de prestaciones por desempleo, un 58 por ciento más que un año antes. La secretaria general de Empleo, Maravillas Rojo, señala que los Servicios Públicos de Empleo (SPE) "continúan trabajando" para seguir prestando la mejor atención a las personas en paro y poder atender "satisfactoriamente" el incremento de actividad "que se deriva de la actual situación".