El Fondo de Garantía Salarial (Fogasa), organismo que se encarga  de pagar los salarios e indemnizaciones a los trabajadores cuyas empresas están en quiebra o concurso de acreedores, ha abonadp 374,9 millones de euros en el primer semestre del año, un 86,1% más que durante el mismo periodo de 2008, según datos avanzados por CC.OO.