El precio del gasóleo de automoción, el carburante más demandado en España, continúa en máximos y se vende a una media de 1,3 euros por litro, un 8,5% más que a principios de mayo, aunque ligeramente por debajo de los 1,308 euros de la pasada semana, fecha en la que marcó su récord. Por el contrario, la gasolina ha continuado su tendencia alcista y esta semana ha marcado un nuevo máximo, 1,233 euros por litro, con lo que en el último mes acumula una subida del 5,1%, según los datos del último boletín petrolero de la UE difundidos hoy.