El precio máximo del término variable de la tarifa para usuarios finales de los gases licuados del petróleo (GLP) por canalización se situará a partir de mañana en 87,1098 céntimos por kilogramo, un 3,1% más que en el mes anterior. Este incremento se suma al del 2,5% registrado en enero y a los del 3,7% y 6,7% de diciembre y noviembre, respectivamente, con lo que acumula su cuarto mes al alza.