El Fondo de Garantía Salarial (FOGASA) destinó hasta noviembre 333,9 millones de euros al pago de prestaciones, lo que supone el 20,3% más que en el mismo periodo de 2006. La mayor parte del dinero repartido por el FOGASA fue destinado a indemnizaciones, que ascendieron a 281,5 millones de euros, un 18,2% más que en los once primeros meses de 2006, mientras que los 52,3 millones restantes fueron abonados en concepto de salarios, el 32,6% más.Los expedientes resueltos por el FOGASA entre enero y noviembre afectaron a 25.309 empresas, un 1,07% menos que en el mismo periodo del año pasado, y a 65.366 trabajadores, el 3,3% menos.