El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha revisado a la baja sus expectativas de crecimiento de la economía mundial que podría sufrir una contracción de entre medio punto y un punto porcentual en 2009, lo que supone la primera contracción de la actividad global en 60 años y se sitúa muy por debajo del pronóstico de crecimiento del 0,5% publicado el pasado mes de enero. Asimismo, la institución dirigida por Domique Strauss-Kahn augura que una recuperación "gradual" de la economía mundial a partir de 2010, para cuando prevé un crecimiento de la actividad de entre el 1,5% y el 2,5%, frente al crecimiento del 3% previsto en enero.