El gobierno serbio concluyó un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para obtener un préstamo de 4.000 millones de dólares (3.000 millones de euros), anunció el jueves en Belgrado el organismo acreedor en un comunicado.