Los responsables del FMI aprobarán la autorización para emitir hasta 150.000 millones de dólares en bonos para financiarse, según fuentes oficiales.