Novartis sufrió el lunes un revés con uno de sus fármacos experimentales más prometedores, ya que el regulador sanitario estadounidense pidió al grupo más información sobre las dosis propuestas para el indacaterol, tratamiento para la tos del fumador. El equivalente a la FDA en la Unión Europea recomendó el pasado mes la aprobación del medicamento. El fármaco, el primero de este tipo que sólo debe tomarse una vez al día, trata la enfermedad pulmonar obstructiva crónica, conocida comúnmente como tos del fumador. Los ejecutivos de Novartis han indicado que el fármaco podría generar más de 1.000 millones de dólares en ventas anuales.