Los ministros de Finanzas de la zona euro (Eurogrupo) se han mostrado de acuerdo en que la fortaleza de la economía europea no se verá afectada por la crisis hipotecaria de Estados Unidos, aunque reconocieron que las turbulencias de los mercados financieros suponen cierto riesgo. Al término del encuentro, el primer ministro luxemburgués y presidente del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker, indicó que la actual volatilidad e incertidumbre en los mercados podría afectar a la economía europea, pero se esforzó por lanzar un mensaje de confianza.