El presidente del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker, ha advertido a las autoridades chinas de que la creciente depreciación del yuan frente al euro y los desequilibrios comerciales que esto genera podrían tener como resultado "reacciones proteccionistas" en Europa. Juncker ha destacado no obstante que sus reuniones con el ministro de Finanzas chino, Xie Xuren, y el gobernador del Banco Popular de China (central), Zhou Xiaochuan, fueron "positivas" y en ellas se decidió establecer un mecanismo de diálogo permanente para intentar consensuar posiciones respecto a la tasa de cambio yuan-euro. El presidente del Eurogrupo asegura que la delegación europea transmitió la preocupación de las autoridades financieras de la zona euro por el creciente superávit comercial chino frente a la UE, su principal socio comercial.