Es una cuestión indiscutible. Atenas no puede abandonar la eurozona puesto provocaría “una crisis económica internacional”, según Lorenzo Bini Smagui, profesor del Centro de Asuntos Internacionales de la Universidad de Harvard. Bastante pesimista acerca de las soluciones, el experto economista asegura que “es una ilusión creer que cuando la crisis termine, todo volverá a funcionar como antes”.

En el Encuentro Financiero Internacional Bankia 2012, Lorenzo Bini Smagui recomienda a nuestro país seguir remando sola en la búsqueda de soluciones económicas. “España tiene soberanía sobre los problemas mientras pueda hacerlo sola. Si España no pudiera hacerlo -caso Grecia, Irlanda o Portugal-, en ese caso, tendría que someterse a condicionalidad” impuesta por la Unión Europea.

En este sentido, Bini Smagui recuerda que “los países tienen soberanía mientras que deciden” por ellos mismos “antes de ser forzados a actuar por el mercado”. Es necesario, según el economista, “mantener la competencia a nivel nacional a menos que se pueda hacer a nivel europeo”.

Grecia ya no tiene desde luego esa opción, pero frente a aquellos que instan a Atenas a abandonar la zona euro para hacer frente a la crisis vía devaluación de su moneda, el profesor de Harvard asegura categóricamente que “si Grecia saliera del euro, no habría otra manera para que financiara sus gastos. Habría un colapso hasta el punto de poner en peligro la democracia.” Situación que es según Bini Smagui extensible al resto de la Unión Europea puesto que de producirse “llevaría a la población a adoptar actitudes irracionales. El euro y Europa tienen futuro si lo que predomina es la racionalidad”.

Asegura asimismo el analista que “no avanzar hacia adelante es ir hacia atrás” y aboga por mecanismos de integración de cara a hacer frente el futuro común europeo. “Es una ilusión creer que cuando la crisis termine, todo volverá a funcionar como antes”, concluye Smagui.