Dutante la semana el euro se ha depreciado un 1,38% frente al dólar. La moneda estadounidense, en cambio, se ha revalorizado un 1,58% en su cruce con el yen japonés, y un 0,29% frente a la libra.