El Euribor, el indicador que más se utiliza en España para calcular el precio de las hipotecas, subió en septiembre hasta el 5,384%, lo que incrementará las hipotecas unos 700 euros anuales. De esta forma, la cota media de septiembre queda a nueve milésimas del máximo histórico registrado en julio de este año, del 5,393%. Estos datos, que deberán ser ratificados por el Banco de España a mediados de mes, confirman que el indicador ha reanudado la tendencia alcista de este año, sólo interrumpida en agosto, cuando concluyó en el 5,323%.