El dólar caía fuertemente el viernes, ya que los inversores temían que los próximos datos económicos de Estados Unidos revelen otro gran incremento del desempleo durante febrero. Los economistas anticipan que la economía estadounidense perdió la cantidad de 648.000 puestos de trabajo en febrero, elevando la tasa de desocupación al máximo en 25 años, aunque los operadores decían que las versiones de que el número podría llegar hasta 1 millón habían impactado en el dólar. Normalmente, el dólar ha tendido a subir ante las malas noticias recientes, pues los inversores buscaban la seguridad de la principal moneda de reserva del mundo, pero los analistas decían que la reacción a las versiones sobre una cifra tan mala era vender la unidad.