El número de británicos que solicitaron subsidio por desempleo descendió en 1.200 en marzo, por debajo de los 2.000 que esperaban los analistas, mientras que el dato de febrero se situó finalmente en un aumento de 600, frente al descenso de 2.800 previamente anunciado. El nivel de solicitudes de subsidio se sitúa ahora en 794.300, el nivel más bajo desde junio de 1975, mientras que la tasa de solicitantes se situó en el 2,5%, igual que en febrero. En cuanto a los salarios, no mostraron señales de aumento de la inflación, pues aumentaron un 3,7% interanual en los tres primeros meses del año, por encima del 3,5% esperado pero por debajo del 3,9% del mes anterior.