La economía estadounidense eliminó en febrero menos empleos que los esperados y la tasa de desempleo se mantuvo sin cambios en el 9,7%, a pesar de los efectos de las tormentas de nieve en la costa este del país.  El Gobierno señaló que el mal tiempo podría haber perjudicado temporalmente a las nóminas y al número de horas trabajadas.
Las nóminas de empleos no agrícolas cayeron en 36.000 el mes pasado, lo que se compara con el descenso de 26.000 en enero, informó el viernes el Departamento de Trabajo.  Originalmente, el Gobierno había informado que las nóminas descendieron en 20.000 durante enero.

La tasa de desempleo, por su parte, se mantuvo en el 9,7% en febrero.

Los economistas consultados habían proyectado, en promedio, que las nóminas disminuirían en 75.000 en febrero y que la tasa de desempleo se ubicaría en el 9,8%.