Las empresas eléctricas acumularon un déficit de tarifa (diferencia entre ingresos y costes del sistema) entre enero y mayo pasados de 1.796,55 millones de euros, lo que supone prácticamente multiplicar por nueve (un 783%) la cifra del mismo periodo del año anterior, que fue de 203,26 millones. Según la quinta liquidación de la Comisión Nacional de la Energía (CNE), el mayor déficit de este año se debe al aumento del coste de la energía, un 45,58% más, hasta los 5.692 millones de euros, frente a un incremento del 7,89% de los ingresos netos del sistema, que alcanzaron los 6.265 millones de euros.