Los países de la eurozona continuaron en 2007 reduciendo el déficit en las arcas públicas, que se situó, de media, en el 0,6% del PIB, frente al 1,3% de un año antes, una senda descendente que también siguió la deuda pública, que pasó del 68,4% al 66,4% del PIB. Según los datos difundidos hoy por Eurostat, la oficina estadística comunitaria, también los Veintisiete vieron disminuir su déficit público medio, hasta el 0,9% del PIB (cinco décimas menos que en 2006) y su deuda pública, que quedó en el 58,7% (2,5 puntos menos). España era uno de los diez Estados miembros con superávit presupuestario, del 2,2% (frente al 1,8% en 2006), y siguió además recortando a deuda, que pasó del 39,7% al 36,2%.