El crédito hipotecario gestionado por las entidades financieras españolas creció un 18,8% en el mes de julio, hasta superar el billón de euros (1,005 billones), lo que confirma su desaceleración iniciada desde comienzos de año, según los datos facilitados por la Asociación Hipotecaria Española (AHE). En concreto, los créditos cerraron 2006 con un crecimiento del 23,3% y desde entonces su evolución no ha dejado de mostrar una tendencia de crecimiento decreciente.