El Congreso de los Diputados dio hoy luz verde al real decreto ley de medidas para el sector energético con el que se congela hasta 2012 el precio de la luz para cerca de 5 millones de hogares con dificultades económicas, el denominado "bono social", y se resuelve el problema del déficit de tarifa. Aprobado por 181 votos a favor, 6 en contra y 147 abstenciones, el real decreto ley supondrá que la luz no se encarezca hasta 2012 para los consumidores con una potencia contratada de hasta 3 kilovatios (KW) en su primera vivienda, ni para las familias numerosas o con todos los miembros en paro, así como para quienes perciban pensiones mínimas. Junto al "bono social", el real decreto incluye otras iniciativas como la resolución del problema del déficit de tarifa -la diferencia que se produce cuando los ingresos del sistema eléctrico no cubren los costes- acumulado desde 2000.