¿Recuerdan los meses de junio y julio del año pasado cuando clamaba al cielo la inoperancia del BCE sobre nuestra deuda? Pues bien, las tornas han cambiado y de qué manera. A la espera de confirmar una tendencia a la baja, el bono español a diez años cotiza en el nivel del 4,6%, demasiado próximo aún de la cota del 4.7%, nivel que, según los expertos, marcaría un cambio importante. 
 
Tras dos jornadas por debajo de la cota del 4,7%, la deuda española a diez años cotiza en una rentabilidad exigida del 4,66%, "aún demasiado próximo" a la zona anteriormente mencionada, dicen los expertos de Serenity Markets, como "para estar seguros de nada". 

La cuestión es que mirando el gráfico, el spread de deuda español a diez años cotiza a niveles del 17 de noviembre del año 2011 cuando conseguía estar también por debajo de la cota del 4,7%. La prima de riesgo, sin embargo, suma enteros esta sesión hasta los 342 puntos básicos con un repunte del 1,7%. 

GRÁFICO IBEX 35 & BONO ESPAÑOL 10 AÑOS (FUENTE: BLOOMBERG)



Y salta a la vista su correlación inversa respecto al Ibex 35. Desde el pasado mes de noviembre, volvía a abrirse la horquilla entre el selectivo nacional y la deuda pública española. Soledad Pellón, estratega de mercados de IG, aseguraba esta semana que "la deuda se encuentra muy estable" principalmente por "la rentabilidad de los bonos en el nivel del 4,7%". Según la analista, esta zona es la clave para ver un cambio de tendencia. 

A colación de una información publicada en el Financial Times esta misma semana, nos preguntamos hasta qué punto podría ser cierto aquello de que el dinero nipón está comprando deuda europea. Según el rotativo británico, los japoneses podrían haberse lanzado a comprar deuda comunitaria, principalmente de países como España e Italia, ante un "intervencionismo desorbitado" por parte del BoJ. “Por ahora son especulaciones que tendrían mucho sentido. Habrá inversiones que hayan ido a buscar deuda en otros países". 

Manuel Andrade, director de gestión de carteras de Saxo Bank, afirma que "la tendencia durante los tres próximos años espera un yen más débil”. Según las previsiones del banco, la previsión en su cruce con el euro otorga una cota del 117 en su cambio para el próximo trimestre y de los 95 yenes si hablamos sobre su cruce con el dólar.

Mientras, el bono italiano a diez se coloca en el 4,34% esta mañana; los títulos lusos suben ligeramente un 0,1% hasta una rentabilidad del 6,36% y los alemanes en el 1,31%. Desde Serenity Markets apuntaban a las noticias aparecidas en la prensa germana acerca del colapso que sufre la negociación en el seno de la Unión Europea sobre la posible recapitalización directa de los bancos desde el Fondo de Rescate. Esto, en su opinión, podría llevar al bund a "un rebote a la zona del 145".  No obstante, el importante volumen de venta que registra a esta hora de la sesión podría, dicen, "aplacar" la subida.