Novartis anunció el jueves que su beneficio neto fue plano en el tercer trimestre respecto al mismo periodo del año pasado, a pesar del incremento de sus ventas, en parte debido a que el crecimiento de sus medicamentos estrella, Diovan y Gleevec, se ralentizó. La compañía con sede en Basilea dijo que su beneficio neto creció un 0,4% a 2.100 millones de dólares entre julio y septiembre, frente a 2.090 millones de un año antes. La cifra fue inferior a los 2.160 millones  de dólares previstos de media por los analistas.