Vidrala ha continuado mostrando señales de crecimiento en este primer semestre. Las ventas durante los seis primeros meses alcanzan 400,5 millones de euros, registrando un crecimiento orgánico en divisa constante del 5,9%. 

El resultado bruto de explotación, Ebitda, acumula 96,0 millones de euros equivalentes a un margen sobre las ventas del 24,0%. Esto supone un incremento del 12,2% con respecto al año anterior reflejando un crecimiento en términos orgánicos, a divisa constante, del 15,7%.  La deuda al cierre del semestre se reduce un 19% hasta 298,8 millones de euros, equivalente a 1,6 veces el Ebitda acumulado en los últimos doce meses.

La cifra de ventas registrada por Vidrala durante los seis primeros meses de 2017 asciende a 400,5 millones de euros. Representa una variación del 2,0% respecto al mismo período del año anterior. En divisa constante, el crecimiento orgánico de las ventas durante el semestre asciende al 5,9%.

El beneficio registrado en los seis meses reportados asciende a 1,83 euros por acción, reflejando un incremento del 33,9% respecto al mismo periodo del año anterior. La deuda a 30 de junio de 2017 se sitúa en 298,8 millones de euros, tras haberse reducido un 19,2% en el último año. Equivale a un ratio de apalancamiento de 1,6 veces el Ebitda acumulado en los últimos 12 meses.

Tras estos resultados como podemos ver, la evolución del negocio de Vidrala en este primer semestre ha sido realmente positiva, y como manifiestan en la compañía la evolución del negocio de Vidrala continuará afianzada en la solidez y la diversificación de la estructura de negocio desarrollada.