Los beneficios de la Corporación Nacional de Petróleo Submarino de China (CNOOC, en sus siglas en inglés) cayeron un 33,6% durante el año 2009, hasta totalizar 29.490 millones de yuanes (3.200 millones de euros). CNOOC achacó el recorte de ganancias al bajo precio experimentado por el crudo el año pasado y a los efectos de la crisis económica, que redujo la demanda global.