El banco italiano Intesa Sanpaolo registró un beneficio neto de 2.262 millones de euros en los primeros nueve meses, lo que representa un 40,2% menos que en el mismo período del año anterior, cuando fue de 3.781 millones de euros, informó hoy la entidad en un comunicado. El beneficio neto normalizado, excluyendo los componentes no recurrentes, disminuyó un 37,9% para situarse en 2.113 millones de euros.