La compañía germana E.On ha anunciado que su beneficio del primer trimestre ha subido un 18% hasta los 2.500 millones de euros. Las ventas aumentaron el 14% para el mismo período hasta los 25.900 millones de euros gracias a las nuevas operaciones en Francia y a la subida de precios.