Caja de Ahorros del Mediterráneo ha anunciado que su beneficio neto de 2009 se redujo un 48% como consecuencia de los mayores saneamientos crediticios que llevó a cabo.  CAM, la única caja que cotiza en el mercado español, señaló en un comunicado al supervisor bursátil que su beneficio neto fue de EUR203,4 millones frente a los 390,4 millones de euros de un año antes.  La tasa de morosidad de la caja disminuyó al cierre del año, al situarse en el 4,53% frente al 5,77% de septiembre. No obstante, el ratio de diciembre es superior al del mismo mes de 2008, del 3,77%.