El gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, afirma que sigue siendo "prioritaria" la moderación salarial, de la que reconoce que ha dado muy buenos resultados en los últimos años, pero también la de los márgenes empresariales, sobre todo en una fase como la actual. Una fase con tensiones inflacionistas "exacerbadas" por la evolución de los precios del petróleo, de los alimentos y de otras materias primas. En un artículo publicado hoy en el diario 'El País' con motivo del décimo aniversario del Banco Central Europeo (BCE), Fernández Ordóñez defiende la necesidad de introducir "más flexibilidad" en los mecanismos de formación de salarios y precios.