El Banco Mundial ha alertado en las últimas hora de que las perspectivas de la economia global son aún muy inciertas a pesar de los positivos signos de recuperación que ya comienzan a darse en algunas economias. Por ello, ha recortado las previsiones para el PIB mundial desde una caída del 1,7% anterior hasta una contracción del 2,9%. Cree que la economia volverá a un nivel de expansión del 2% en 2010, frente al aumento del 2,3% esperado en su última previsión de hace tres meses.