Las economías emergentes del este de Asia crecerán un 8% de media en el 2008, ayudadas en gran parte por la demanda interna y a pesar del alza de los precios del petróleo, según el Banco Mundial. En su informe semestral sobre la situación económica de la región, el BM apunta que la economía de China se expandirá el 10,8% el año próximo, por debajo del 11,3% que se prevé registrará en 2007. También la entidad bancaria señala que en medio de ese rápido crecimiento económico, en la región aumenta la distancia entre lo grupos sociales que tienen menores ingresos y aquellos con mayor capacidad adquisitiva, a la vez que se comprueba una generalizada reducción de la pobreza.