El Banco Mundial prevé que la economía global se contraiga un 1,7% en 2009, lo que significaría el primer retroceso desde la Segunda Guerra Mundial, frente al crecimiento del 1,9% registrado en 2008. Estos datos, revelados por el último informe del Banco Mundial, fueron ofrecidos por el presidente del organismo, Robert Zoellick, en una conferencia ofrecida en Londres con motivo de la celebración este jueves de la cumbre del G-20, que reúne a los mandatarios de las veinte principales economías emergentes y desarrolladas del mundo.