El presidente del Banco Mundial, Robert Zoellick, advirtió hoy desde Londres que el año 2009 puede ser "muy peligroso" para la economía mundial.