El Banco Mundial pronostica en su informe sobre perspectivas económicas a escala mundial en 2008 una desaceleración del crecimiento hasta el 3,3% este año, mientras no descarta una caída en recesión para los Estados Unidos. Esta previsión es claramente inferior a la del Fondo Monetario Internacional que fijaba en octubre pasado el crecimiento del Producto Interior Bruto mundial en un 4,8% para este año.
Para Estados Unidos, ambas instituciones anticipan un crecimiento del 1,9%. Para 2007, el Banco Mundial estima que la tasa ha sido del 3,6% y que la economía se recuperará en 2009 con un 3,9% de crecimiento gracias a la dinámica de los países emergentes.