El Banco Gallego obtuvo en 2008 un beneficio neto de 12,6 millones de euros, lo que representa una caída del 7,7 por ciento, según los resultados presentados hoy por la entidad en A Coruña. El resultado antes de impuestos apenas sufrió variaciones con respecto al ejercicio de 2007, ya que se mantuvo en los 15,1 millones de euros, el margen de negocio creció en un 14 por ciento y el ratio de solvencia, el quinto mejor de España, se situó en el 11,79 por ciento. El consejero director general de la entidad, José Luis Losada, que hoy presentó los resultados en un desayuno de prensa, resaltó la ampliación de capital de 71 millones de euros realizada por Banco Gallego en 2008 que consideró "vital" para el desarrollo del banco. Con esta ampliación, suscrita en su totalidad por accionistas del banco, la entidad situó sus recursos propios en los 400 millones de euros, lo que les permite estar en una situación "envidiable" para afrontar cualquier etapa de crecimiento.