El Gobernador del Banco de Japón (BoJ) Toshihiko Fukui señala que ha percibido cierta mejoría en los mercados financieros globales, que se vieron duramente afectados este verano debido a la crisis de crédito. Sin embargo Fukui no se ha mostrado dispuesto a subir los tipos de interés en Japón, señalando la necesidad de seguir estudiando de cerca los acontecimientos en los mercados financieros internacionales y la economía global. A su juicio, "los datos económicos publicados desde la última reunión del comité de política monetaria del BoJ, incluyendo el informe Tankan, confirman la expansión estable de la economía japonesa".