La última reunión del Banco de Inglaterra decidió pr unanimidad dejar los tipos al 0,5% y aprobar el plan de 125.000 millones de libras para al compra de deuda, según han reflejado las actas de la reunión publicadas hoy.